Un proyecto de:

Logo Grupo Iniciativas Logo COCEMFE Asturias

Cofinanciado por:

Logo Fundación ONCE

Acera,Peatones y ciclistas

Últimamente las aceras se están convirtiendo en una carrera de obstáculos con los que lidiar cada día, entre otros muchos están las bicicletas que debido a su tamaño y la velocidad que algunos cogen usándolas pueden causar algún que otro accidente, ya que el carril bici suele estar integrada con la acera por lo que hay personas que no saben o no se dan cuenta realmente de donde acaba la calle y comienza el carril, que junto con las proliferación en verano de las terrazas de las cafeterías, (no hay que olvidar que estos elementos urbanos su accesibilidad la ordena y vigilan los ayuntamientos, pero que en los últimos años se ha visto mejorada su accesibilidad gracias a las ordenanzas municipales.) hacen que caminar se convierta más bien en deporte de riesgo para las personas con alguna discapacidad visual o movilidad reducida, y para el resto significa andar con más cuidado ya que hay posibilidad de caída por tropiezo debido a una silla mal puesta, a un espacio estrecho para pasar, o por frenar en seco si vas en bicicleta para no llevarte al peatón por delante.

Por lo que ambos colectivos unen sus peticiones para poder lograr una convivencia adecuada y accesible para todos por las calles de cualquier ciudad, por lo que han manifestado que “Las normativas de tráfico y, en particular, la legislación de seguridad vial desde sus inicios en los años veinte del siglo pasado, han considerado las aceras como un espacio exclusivamente peatonal… La movilidad ciclista tiene un gran potencial como modo de transporte urbano y sin duda puede contribuir a la mejora ambiental de nuestras ciudades. Sin embargo sería un gravísimo error que la promoción de la bicicleta se hiciese a costa del espacio peatonal, de sus aceras”,  y este ha sido firmado por el Cermi, Ecologistas en acción, el Foro andando, Stop accidentes, Con bici, CC.OO y UGT.

Por este motivo Fran Sardon presidente de Predif (Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física)  duda que haya sitio para alguien más  “En muchas aceras se facilita la instalación de terrazas de verano, o terrazas cubiertas, etc. que me parece muy bien pero añadiendo los alcorques de los árboles y el carril bici, pues resulta que ya casi no queda nada de acera… Por eso cuando hablamos de accesibilidad hay que abordarlo desde un ámbito estratégico, global y con mucho conocimiento de las necesidades de todos los colectivos. En nuestras ciudades se ha incorporado ya tarde la moda de los carriles bici y por eso hay partes de la ciudad en las que no se puede hacer el carril bici “Las normativas de tráfico y, en particular, la legislación de seguridad vial desde sus inicios en los años veinte del siglo pasado, han considerado las aceras como un espacio exclusivamente peatonal, olvidando que la movilidad ciclista tiene un gran potencial como modo de transporte urbano y sin duda puede contribuir a la mejora ambiental de nuestras ciudades. Sin embargo sería un gravísimo error que la promoción de la bicicleta se hiciese a costa del espacio peatonal, de sus aceras”, aunque también es consciente de que hay muchos sectores enfrentados en este tema debido al desconocimiento de las necesidades que los colectivos piden, ya que estos dejan bien claro que quieren poder disfrutar de  la calle en un ambiente inclusivo y no estar separado por bandos, ya que todos deben poder acceder a sus derechos y a  la vez saber que se le respetan sus necesidades, pero para llegar aquí se debe de conocer las necesidades de todos.

Mientras Álvaro Cervera de la comisión de accesibilidad del Cermi de Madrid, opina que “En el sector de la bicicleta, la mayoría de las organizaciones están totalmente a favor de que la bicicleta circule siempre de manera separada respecto a los peatones. Y las asociaciones de peatones, que son potentes, también están de acuerdo en ese argumento”, por lo que casi siempre se acaba aplicando la legislación de seguridad vial, la cual reconoce la acera como exclusiva de los peatones, pero también se debe valorar el reglamento general de circulación vigente donde explican las normas de comportamiento que deben llevar a cabo ciclistas y peatones para que no surjan problemas y por último y lo que más pesa a la hora de valorar la temática son las ordenanzas municipales que corren a cargo del ayuntamiento de cada municipio  y en especial de las competencias en los espacios urbanos.

Por su parte la plataforma Con bici cree que “la mayoría de los municipios no poseen una ordenanza específica para las bicicletas, y por tanto se regulan por el Reglamento General de Circulación (RGC). Los ayuntamientos que apuestan por la bicicleta, la tienen ya o aspiran a tener esa ordenanza. Pero actualmente no pueden redactarla pues están pendientes del nuevo RGC que está en espera de que el Gobierno quiera o pueda aprobarlo, pues la DGT ya lo tramitó al Ministerio de Interior para que fuera aprobado en Consejo de Ministros”, y efectivamente tienen razón ya que a no existe un criterio único, cada ciudad tiene un plan de convivencia, los cuales en numerosas ocasiones cuentan con diversos parches en los problemas que en vez de solucionarlos los empeoran más.

Con todo esto Fran Sardon reconoce que  “Las administraciones públicas muchas veces cogen la moda de algunas reivindicaciones porque son más visibles en un momento determinado o tienen más potencia y ahora se plantea esa necesidad de facilitar a las personas que quieren moverse en bicicleta por las ciudades y me parece muy bien, eso va a mejorar el transporte público y el medio ambiente, pero se tiene que hacer de forma respetuosa con las necesidades y los derechos de las personas con movilidad reducida y las personas con discapacidad; no podemos desvestir a un santo para vestir a otro y no podemos hacer carriles bici que sean seguros para los ciclistas pero inseguros para los peatones ni tampoco que sean inseguros para los ciclistas y seguros para el resto. Lo que está claro es que no se pueden hacer carriles bici en las aceras simplemente pintando una línea de color ya que estamos hablando de seguridad, estamos a favor de las bicicletas, como todos los ciudadanos.

 Habrá gente que le guste la bici y otros que no, como el resto de la población, pero la posición nuestra es pura y simplemente de seguridad, no queremos que la bicicleta vaya por la acera nunca, ni en acera-bici o carril-bici, siempre debe ir por la calzada, de forma claramente separada de lo que es el itinerario peatonal”.

Por su parte Álvaro Cervera reconoce que existe la posibilidad de que haya un carril-bici en una acera enorme donde está perfectamente diferenciado y eso no supone problema”, a la vez que afirma que en Madrid todos los colectivos tienen la misma opinión y han llegado a un acuerdo con el propio ayuntamiento, “se ha acordado que las nuevas acciones se hagan así y que las aceras con carril-bici que existen se vayan cambiando cuando se realice alguna obra o adaptación de las mismas”.

Por lo que al final han acordado que el Cermi pida a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que recomienden a los ayuntamientos que no se autorice los carriles bicis en las aceras, sino que se hagan solo en las carreteras, de momento en Vigo su alcalde Abel Caballero ya se ha puesto en contacto con las corporaciones locales para pedirles que prioricen el derecho a la movilidad y la circulación en condiciones de seguridad de los peatones más vulnerables como lo son las personas con discapacidad y personas mayores, impidiendo que las aceras puedan ser usadas para instalar vías ciclistas, que necesariamente entran en colisión y pueden poner en peligro a los viandantes.

Por lo que el Cermi hace un llamamiento a los entes locales que hasta que se modifique completamente la normativa estatal que serán las corporaciones locales las que deban decidir donde y cuando implanta el carril, respeten siempre la base de que hay que reservar las aceras para el uso exclusivo de los peatones, que son la parte más débil de potenciales usuarios, aunque también saben que hay que habilitar carriles bicis suficientes y  seguros, pero que no sea a costa de jugar con la integridad de los peatones y menos de los colectivos más vulnerables, y tener en mente que la  nueva Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas aprobada en junio de 2009 y dictada en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón en febrero del 2012 dicta que las bicicletas, como vehículos que son, no pueden circular por las aceras ni compartir espacio con los peatones, dando igual la anchura o la confluencia de las calles.

Y por último recuerdan los beneficios de la plataforma única como solución final urbana, ya que mejora la movilidad de las ciudad junto con la convivencia de los 2 colectivos, y simplemente se basa en resolver las diferentes actividades de la escena urbana en un mismo nivel, es decir, no existen bordillos que delimiten la acera y la calzada. Así, los vehículos (coche privado, transporte público, bicicletas…) y el peatón se desenvuelven en el mismo espacio sin diferencias de altura.

RESPETO MUTUO.jpg.bmp

Sobre patricia

Visita también

Ejercicio de estimulación cognitiva para Parkinson

Sobre calidad de vida en la enfermedad de Parkinson

Como profesionales debemos incorporar tanto a la evaluación como a la rehabilitación la aplicación de escalas sobre Calidad de Vida para abordar de forma completa el tratamiento de una persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

discapzine.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies